annabelle-the-conjuring-muneca

En el oscuro rincón del Museo de lo Oculto, propiedad de los renombrados investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren, se encuentra una figura que ha aterrorizado a quienes han oído su historia: la muñeca Annabelle. Esta muñeca, que ha servido como antagonista en varias películas de la franquicia The Conjuring, es mucho más que un simple objeto; es un enigma sobrenatural que ha intrigado al mundo durante décadas. En Puñalada.com, exploraremos la escalofriante historia de la muñeca Annabelle, desde sus humildes orígenes hasta sus perturbadores sucesos paranormales y su lugar actual en la historia del terror.

La historia de Annabelle

La historia de Annabelle comienza en una época muy diferente, en la década de 1910, cuando Raggedy Ann, la muñeca original en la que se basó Annabelle, era una figura popular en la cultura infantil. Johnny Gruelle, un escritor e ilustrador, creó a Raggedy Ann en 1915 como parte de sus libros infantiles. La muñeca Raggedy Ann se convirtió en un ícono de la literatura infantil cuando Gruelle la presentó en su obra Raggedy Ann Stories en 1918.

La versión que conocemos como Annabelle fue fabricada por una empresa que comercializaba productos de Raggedy Ann en la década de 1970. Esta aparentemente inocente muñeca de trapo se convirtió en el centro de una pesadilla que nadie podría haber imaginado.

El despertar

La muñeca Annabelle llegó a la vida de Donna, una estudiante de enfermería, como un regalo aparentemente inofensivo de su madre en 1970. Donna compartía habitación con su amiga Angie, y ambas quedaron encantadas con la muñeca. Sin embargo, lo que comenzó como una simple decoración en la cama de Donna pronto se convertiría en una serie de extraños fenómenos inexplicables.

En los días posteriores a la llegada de Annabelle, Donna y Angie notaron que la muñeca parecía moverse por sí sola. La encontraban en diferentes posturas y, lo que resultaba aún más inquietante, comenzaron a aparecer mensajes en la habitación. Estos mensajes, escritos en papel y en lugares inesperados, decían cosas como Ayúdanos, ¿Me echas de menos? y Salva a Lou, el nombre del novio de Donna en ese momento.

Al principio, Donna y Angie descartaron los eventos como bromas de mal gusto perpetradas por algún estudiante que se escondía en su habitación. Sin embargo, la situación empeoró con el tiempo. La actividad paranormal aumentó en intensidad, y la muñeca Annabelle se convirtió en el epicentro de lo que parecía ser una presencia sobrenatural.

La muñeca poseída

Ante la creciente actividad paranormal en su hogar, Donna y Angie decidieron buscar la ayuda de una médium. La médium les informó que, en lugar de una muñeca común, Annabelle albergaba el espíritu de una niña fallecida llamada Annabelle Higgins. Según la médium, el espíritu buscaba la compañía de Donna y Angie, deseando ser aceptada como una más en su círculo de amigas.

Este extraño giro en los acontecimientos llamó la atención del novio de Donna en ese momento, Lou. Él, perplejo por la forma en que Donna y Angie trataban a la muñeca como si fuera una persona real, comenzó a sentir un profundo rechazo hacia el objeto aparentemente poseído. Su desconfianza solo aumentó cuando experimentó una pesadilla aterradora en la que alguien intentaba estrangularlo. Al despertar, Lou se encontró con la muñeca Annabelle a los pies de la cama y heridas superficiales en su propio cuerpo.

Con la situación fuera de control y en busca de respuestas, los estudiantes decidieron contactar a un sacerdote. El sacerdote, al darse cuenta de la gravedad de la situación, buscó la ayuda de dos reconocidos parapsicólogos: Ed y Lorraine Warren.

La intervención de los Warren

Ed y Lorraine Warren, famosos por sus investigaciones en el mundo paranormal, se involucraron en el caso de Annabelle. Después de escuchar el relato de Donna, Angie y Lou, Lorraine Warren afirmó que el espíritu de Annabelle Higgins no residía dentro de la muñeca, como se creía, sino que un espíritu maligno había engañado a los estudiantes, haciéndoles creer que era inofensivo. Esta entidad demoníaca había buscado poseer a Donna y había obtenido su permiso para hacerlo.

Para evitar que la amenaza se volviera más grave, los Warren tomaron medidas drásticas. Decidieron llevarse la muñeca original Annabelle y la custodiaron en su museo particular en Connecticut, conocido como el Museo de lo Oculto. Este museo albergaba una variedad de objetos supuestamente malditos y embrujados, y la muñeca Annabelle ocupó un lugar especial entre ellos.

¿Dónde está la muñeca Annabelle Ahora?

Después de la muerte de los Warren, en verano de 2020, surgió un rumor en Internet que afirmaba que Annabelle había desaparecido del Museo de lo Oculto. La noticia se volvió viral, y la gente especulaba sobre el paradero de la muñeca. Sin embargo, Tony Spera, yerno de los Warren, se encargó de desmentir estos rumores. En un video desde el museo, confirmó que Annabelle estaba en su lugar y que la historia de su escape era falsa.

En la actualidad, Annabelle sigue en exhibición en su vitrina especial en el Museo de lo Oculto. A pesar de los rumores y las leyendas, parece que esta inquietante muñeca ha sido contenida con éxito y no representa una amenaza para el mundo exterior.

La muñeca Annabelle en el cine

La muñeca Annabelle se ha convertido en uno de los íconos más aterradores del cine de terror gracias a su papel destacado en la exitosa saga The Conjuring. Esta muñeca, supuestamente poseída por fuerzas demoníacas, ha dejado huella entre los fanáticos del género de horror.

Primera aparición

La muñeca Annabelle hizo su primera aparición en la película Expediente Warren: The Conjuring en 2013, dirigida por James Wan. Aunque la película se centró en un caso diferente, el de la familia Perron, Annabelle tuvo un breve cameo en una escena introductoria. En esta película, los Warren presentan a la audiencia su museo de objetos poseídos, donde Annabelle se encuentra en una vitrina de vidrio, sellada con oraciones y bendiciones para evitar que cause más estragos.

La saga de Annabelle

La verdadera fama de Annabelle en el cine comenzó con su propia película titulada simplemente Annabelle en 2014. Esta película, dirigida por John R. Leonetti, explora el origen de la muñeca y cómo llegó a ser poseída por una entidad demoníaca. La trama sigue a una pareja joven que se convierte en el blanco de actividades sobrenaturales perturbadoras después de que el esposo le regala la muñeca Annabelle a su esposa embarazada.

Secuelas y expansión de universo de los Warren

El éxito de Annabelle llevó a la creación de varias secuelas y películas derivadas que expandieron el universo cinematográfico de The Conjuring. Annabelle: Creation (2017) profundiza aún más en la historia de la muñeca al explorar su creación y los horrores que rodean a su fabricante. La tercera película de la serie, Annabelle Comes Home (2019), muestra el caos desatado cuando Annabelle es liberada de su vitrina en el museo de los Warren. Tal y como imaginarás, las películas de Annabelle han sido un gran éxito en taquilla, lo que demuestra la continua fascinación del público por el terror sobrenatural.

Resumen

La muñeca Annabelle ha pasado de ser un objeto en el Museo de lo Oculto de los Warren a convertirse en una figura icónica del cine de terror. Su influencia en la franquicia de Expediente Warren y su impacto en los fans del género son innegables. A medida que la saga continúa expandiéndose, es probable que Annabelle siga atormentando a las audiencias y manteniendo su estatus como una de las muñecas más terroríficas en la historia del cine.