hombre-torcido-the-conjuring

En el mundo del cine de terror, pocas franquicias han dejado una huella tan profunda como Expediente Warren (The Conjuring). Con sus historias basadas en casos reales de los famosos investigadores paranormales Ed y Lorraine Warren, esta serie de películas ha mantenido a los espectadores en vilo con cada entrega. Uno de los personajes que capturó la atención en Expediente Warren 2 es el enigmático Hombre Torcido (The Crooked Man). En Puñalada.com, exploraremos quién es el Hombre Torcido y su actor detrás de escena.

Quién es El Hombre Torcido (Crooked Man)

Dentro de la película Expediente Warren: El caso Enfield, una figura siniestra y perturbadora conocida como el Hombre Torcido hace su aparición. Este personaje, de complexión delgada, viste un traje y un sombrero, y emerge de un zoótropo mientras una inquietante rima infantil se hace escuchar:

«There was a crooked man, and he walked a crooked mile.» (Había un hombre torcido, que caminó una milla torcida).

«He found a crooked sixpence upon a crooked stile.» (Encontró una moneda de 6 peniques torcida en un estilo torcido).

«He bought a crooked cat, which caught a crooked mouse.» (Compró un gato torcido que atrapó a un ratón torcido).

«And they all lived together in a little crooked house.» (Y todos ellos vivieron juntos en una pequeña casa torcida).

La aparición del Hombre Torcido es impactante debido a sus movimientos poco naturales, lo que llevó a especulaciones de que fue creado mediante CGI (imágenes generadas por computadora). Sin embargo, la realidad es aún más intrigante: el Hombre Torcido es encarnado por un actor español, Javier Botet.

En la película, el estilo y los movimientos de El Hombre Torcido es una de las formas de Valak, y se asemejan a los del villano Babadook de la película homónima.

Javier Botet: El maestro de lo sobrenatural

Javier Botet, nacido en Ciudad Real en 1977, es un actor y director especializado en el género de terror. Su presencia en la gran pantalla ha dado vida a personajes icónicos como la niña Medeiros en REC y la madre en Mamá, entre otros. Su versatilidad actoral le ha permitido enfrentar cualquier desafío, desde películas hasta cortometrajes, videoclips y series de televisión.

Sin embargo, lo que hace que la carrera de Botet sea aún más notable es que él mismo enfrenta una rara enfermedad llamada síndrome de Marfan. Esta condición se caracteriza por extremidades inusualmente largas y una hiperlaxitud en las articulaciones. Lejos de ser una limitación, Botet ha abrazado su singularidad y la ha convertido en su mayor fortaleza: «Siempre he asumido que no soy para el consumo clásico. Lo entiendo y no voy a luchar contra eso«, afirma.

El cuerpo de Botet como fuente de inspiración

La relación de Javier Botet con su propio cuerpo es fascinante. Desde su infancia, ha explorado las posibilidades de su físico único. Pasaba horas frente al espejo, haciendo caras, moviendo músculos y experimentando con posturas peculiares. Esta conexión con su cuerpo se ha convertido en una herramienta invaluable para crear personajes inolvidables en la pantalla.

Botet ha ideado formas únicas de andar a cuatro patas y movimientos de dedos que son dignos de pesadillas, todo gracias a su entendimiento íntimo de su cuerpo y su expresión. Esta profunda conexión con su físico lo convierte en la elección ideal para interpretar al Hombre Torcido.

La magia del cine: ¿CGI o habilidad actoral?

La interpretación de Botet como el Hombre Torcido en Expediente Warren: El caso Enfield generó controversia, ya que muchos espectadores creían que su actuación era el resultado de efectos visuales por computadora. Sin embargo, el propio director de la película, James Wan, reveló la verdad detrás de la creación de este personaje.

A través de su cuenta de Twitter, James Wan despejó las dudas al explicar que los movimientos poco naturales del Hombre Torcido no se lograron con CGI. En cambio, Botet caminaba hacia atrás, se grababa en cámara lenta y luego se aceleraba la imagen en la postproducción. Estos métodos «de la vieja escuela» fueron la clave para crear la apariencia única y espeluznante del personaje.

Spin-off de El Hombre Torcido

A pesar de su breve aparición en Expediente Warren: El caso Enfield, el Hombre Torcido gustó mucho a los fanáticos de la franquicia. La promesa de un spin-off centrado en este personaje despertó la emoción de muchos. El productor Peter Safran confirmó que el proyecto estaba en desarrollo y expresó su interés en explorar una historia única y diferente.

Sin embargo, el destino del spin-off del Hombre Torcido se volvió incierto. La película tomó un segundo plano debido al interés del público en otro personaje de la saga: la aterradora monja que apareció en Expediente Warren: El caso Enfield. La película La Monja se convirtió en una prioridad para el estudio, dejando de lado al Hombre Torcido.

En una publicación reciente en Instagram, James Wan compartió imágenes junto al Hombre Torcido y anunció la cancelación indefinida del proyecto. Aunque no se revelaron los motivos detrás de esta decisión, los fanáticos se quedaron con la incertidumbre sobre el futuro del personaje.

Pese a todo, la presencia del personaje sigue intrigando a los amantes del género. La cancelación del proyecto no hace más que aumentar el misterio en torno a esta criatura retorcida.